Ruta del Estudiante

By  |  0 Comments

El polígono compuesto por Avenidas Universidad, 5 de Febrero, Ignacio Zaragoza y Ezequiel Montes cuenta con el mayor equipamiento urbano, es el centro de la población de todo el estado, pues concentra la más alta densidad poblacional, es la zona de más tránsito vehicular y ciclista, y es un radio de influencia poblacional debido a que alberga un gran cantidad de monumentos.

Se puede decir que esa área tiene dos estilos; desde Ezequiel Montes hasta 5 de Febrero no tiene el mismo diseño, ya que a partir de Avenida Tecnológico una parte es considerada Patrimonio de la Humanidad por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), mientras que la otra parte no.

Es una zona en la que por más de 50 años no se le ha introducido ningún servicio de drenaje, agua potable y sanitario, por lo que se vuelve altamente inundable, pues es bien sabido por todos que cuando hay tormentones se interrumpe el tránsito y las actividades cotidianas para quien quiera vivir la aventura de los rápidos, además de que esas aguas deterioran por completo la carpeta asfáltica que debe ser constantemente sustituida, provocando un gran gasto.

Digo que es bien sabido por todos porque la mayoría de los ya grandecitos alguna vez estudiamos por ahí, fuimos atendidos en el hospital del ISSSTE o turisteamos en el Cerro de las Campanas. A diario se mueven en la zona 28 mil estudiantes provenientes de todos los municipios del estado y 434 mil usuarios ocupan el equipamiento del área de influencia; circulan 120 mil vehículos, 217 mil personas usan el transporte público, 93 mil andan a pie y 2 mil ciclistas transitan.

Y es que -solo por mencionar los más conocidos- en ese polígono encontramos el Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ), la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), la Secundaria General Número 1, los colegios Alma Muriel y Fray Luis de León… pero en realidad existen tres primarias, seis secundarias, seis prepas, cinco escuelas de nivel superior, cinco clínicas y hospitales, ocho oficinas públicas, cuatro centros de culto, nueve bancos, cuatro hoteles -dos son los de mayor afluencia en el estado-, cuatro gasolineras, tres estacionamientos públicos, 40 paradas de transporte y comercios y establecimientos como el Mercado Hidalgo, el Mercado Madero y la Comercial Mexicana.

Es por todo esto que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SDUOP) del estado elaboró La Ruta del Estudiante, que consistirá en rehabilitar y regenerar vialidades y plazas. Las calles a intervenir son Miguel Hidalgo, Paseo Niños Héroes, Tecnológico, Francisco Márquez y Mariano Escobedo; y las plazas: del Estudiante -donde está el Monumento a la Bandera- y la del Monumento a los Niños Héroes.

CALLE MIGUEL HIDALGO

Tiene una longitud de 2.5 kilómetros de 5 de Febrero hasta Pasteur. Ahí podemos encontrar accesos vehiculares que interrumpen y obstaculizan el flujo peatonal y del ciclista; también es común encontrar vehículos sobre la banqueta.

¿Qué se hará? Trabajos del tramo de 5 de Febrero a Tecnológico, conservando el mismo número de carriles de circulación para vehículos, así como los de estacionamiento, pero se ampliarán las dos banquetas, para lo cual la UAQ moverá sus rejas adentro de sus instalaciones 1.5 metros, para poner en las aceras arquitectura de paisaje, alumbrado público con cableado subterráneo y ciclovías para los estudiantes. Además se rectificará geométricamente la calle, se construirán bahías de estacionamiento para el transporte público, y se remodelará la entrada de la Universidad de acuerdo a un proyecto con el que cuenta la Máxima Casa de Estudios.

AVENIDA TECNOLÓGICO

Por esa vialidad pasan muchos ciclistas y se sigue privilegiando al auto particular (no es raro), pasa bastante gente por su equipamiento e importante conexión con otras vialidades. La distancia de cruce para el peatón es de 4 carriles más el estacionamiento en batería frente al ITQ.

¿Qué se hará? Se intervendrán 1.9 kilómetros divididos en dos secciones. La primera, de la calle Pino Suárez a Hidalgo, donde hay una sección de lado a lado de 14.5 metros. Se conservarán los tres carriles de circulación, pero se reducirán de 4 a 3.5 metros para meter ciclovías y arquitectura de paisaje.

La segunda sección será de la calle Miguel Hidalgo a Avenida Universidad, donde hay una intersección de 24 metros; aquí se conservarán los cuatro carriles tal como están, pero el estacionamiento en batería del ITQ se convertirá en un sistema de estacionamiento en cordón para pasar de una banqueta de 2.75 metros a una de 3.25 metros, albergando arquitectura de paisaje y ciclovía.

CALLE FRANCISCO MÁRQUEZ

En la esquina de esa vialidad e Hidalgo se encuentra el Cuñao; seguro ya la ubicaste, y si no, recuerda que ahí están casi todas las papelerías cercanas a la Facultad de Conta.

¿Qué se hará? Ahí habrá ciclocarriles compartidos para automóviles y ciclistas, ya que la sección es muy angosta. Para ello habrá señalización horizontal y vertical sobre los sentidos de cada tipo de unidad móvil.

CALLE GONZALO GARFIAS

Es la vialidad que liga de la Plaza del Estudiante, al Cerro de las Campanas y la UAQ. Quienes pasan y viven por ahí consideran que es sumamente peligrosa por las noches ya que no tiene alumbrado.

¿Qué se hará? Se colocará alumbrado público.

PASEO NIÑOS HÉROES

¿Qué se hará? Se regenerarán 410 metros de longitud, cuenta con un carril de circulación por sentido y un carril de estacionamiento de cada lado, dos cuerpos vehiculares, un jardín y un parque lineal de 8 metros sobre el camellón. Todo se conserva, incluyendo la vegetación.

PLAZA DE ESTUDIANTE

¿Qué se hará? Se colocará una ciclovía, habrá suficiente alumbrado público y arquitectura de paisaje. Será proporcionada con sombra mediante arboles de fresnos comunes y californianos de 12 a 15 metros de altura, los cuales requiere poco mantenimiento y por ende menos gasto de conservación. Igual se conservará el Monumento a la Bandera.

OBRAS COMPLEMENTARIAS

Se trata de las calles Miguel Hidalgo y Mariano Escobedo desde Avenida Tecnológico hasta la calle Benito Juárez, donde las banquetas no cumplen con el reglamento del INAH, pues -por ejemplo- una silla de ruedas no pasa.

¿Qué se hará? Se ampliarán las banquetas que actualmente miden 70 centímetros de sección a 1.20 metros para que cumplan con el reglamento del Centro Histórico.

En todas las calles y plazas se sustituirá la red de agua potable, drenajes pluvial y sanitario; y se cerrarán los anillos ciclistas, pues no hay vías que funcionen si solo hay origen y destino y no una conexión.

Esta obra beneficiará a un total de 1 millón 255 mil 185 habitantes con un monto de inversión de 230 millones de pesos y 10 y medio meses de ejecución, por lo cual se pide comprensión, ya que -consideramos en nuestro humilde punto de vista- se nos viene un caos que ¡ay, mamita!

Somos todos los que integramos la redacción ambulante de este proyecto; personas que buscan siempre una historia qué contarte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *