Revista Qualia

Jóvenes, los perdedores en Reino Unido por Brexit

«Resulta que los pensionados odian a los ‘inmigrantes’ más de lo que aman a sus nietos #WhatHaveWeDone #NotMyVote», así describió un usuario de Twitter (@laceybloke) su descontento por el resultado de la votación en favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el famoso Brexit.

Y es que la encuesta oficial del gobierno (YouGov) reveló claramente que la juventud británica se manifestaba a favor de la permanencia en el bloque, ya que 75 por ciento de los electores de entre 18 y 24 años votaron por «Remain» (quedarse); así como 56 por ciento de los votantes de entre 25 y 49 años también se mostró a favor de continuar.

En tanto, del sector de la población de entre 50 y 64 años que sufragó, solo 44 por ciento quiso quedarse en la Unión Europea; y en los mayores de 65 años, apenas el 39 por ciento votó a favor de la continuidad.

Como en México, en el Reino Unido la edad para votar es a los 18 años, aunque en Escocia, por esta vez, redujeron el límite a los 16 años. Este referéndum tuvo una participación del 72 por ciento del padrón.

Es por eso que en Twitter, los jóvenes expresaron su enojo por lo acontecido luego de la jornada electoral, al manifestar que “El futuro de este país ha sido decidido por quienes no estarán aquí para vivir con las consecuencias. Qué desastre» (‏@ThomasAmor).

En un artículo publicado por Financial Times (You tell us: voters chose to leave the EU. Now what?), un suscriptor identificado como Nicholas, opinó que la generación más joven ha perdido su derecho a vivir y trabajar en 27 países. Nunca sabremos la extensión verdadera de la pérdida de oportunidades, amistades, matrimonios y experiencias que se nos negarán». Esta respuesta se ha hecho viral.


Fuentes: BBC, Financial Times

 

revistaq

Comentar

Qualia

Nuestro propósito es que la cultura esté en la agenda diaria de los queretanos, entendiendo que está presente en la vida cotidiana; que va desde la orquestación de un taco en la esquina de cualquier calle, hasta en la sabrosura de una sinfonía servida en el Teatro de la República.

Te invitamos a leer nuestra carta editorial completa, da clic aquí