Revista Qualia

Y para el mal de amores: paracetamol; es neta

Te acaban de cortar y decides ahogar tus penas en La Colección más cercana poniendo en la rocola, a todo volumen, esas canciones de desamor que te llegan. Pasas de José Alfredo a Juan Gabriel, pasando por José José, El Recodo y desvariando con Motel y María José: “¡El amor lastima así…!”. Y sí, científicamente, el dolor emocional es procesado por la misma área del cerebro que procesa el dolor físico; por algo en esa etapa dicen que estamos “dolidos”.

[pullquote]Aquellas que habían tomado paracetamol manifestaban ‘una significante reducción del dolor emocional'»[/pullquote]

Pero, para todo mal: paracetamol. La Universidad de California realizó un estudio a 62 personas, a unas les dio este medicamento y a otras un placebo, demostrando -mediante una bitácora que escribían cada noche- que aquellas que habían tomado paracetamol manifestaban “una significante reducción del dolor emocional” en comparación con las que habían tomado el placebo.

Posteriormente, fueron sometidas a una interacción con un videojuego que tenía el objetivo de hacerlos sentir rechazados; nuevamente, las personas medicadas tomaron de mejor manera esta situación.

Sin embargo, la recomendación no es tomar paracetamol en cuanto te sientas apachurrado, ya que el aprendizaje a través de las experiencias es la base del conocimiento, según declara este mismo estudio.


Fuente: Daily Mail

revistaq

Comentar