¿Zelandia?

By  |  0 Comments
Con información de El País

Estos son buenos días para no estar en la primaria, ¿porqué? porque cada vez hay más cosas que pueden estar en el examen y que nos pueden confundir más. Ejemplo: hace algunos años, los científicos dijeron que Plutón no es un planeta, y le pusieron planeta enano, no les bastó con que fuera el más lejano al sol, también tenían que degradarlo.

Si perder un planeta fuera poco, ahora hemos ganado algo más. Un continente.

Y no, no es que hayan encontrado Atlantis (o al menos no nos han dicho), pero sí hallaron algo sumergido en las aguas del sureste Pacífico.

Zelandia, como le pusieron, se encuentra a un lado de Australia, y es más pequeño. Y, aunque no lo creamos, es un continente habitado por personas, hobbits, elfos, magos, dragones y gnomos. Resulta que las montañas más altas de este continente, que son el 6 por ciento de su territorio, están sobre el mar, y son Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, que antes se consideraban islas que eran parte de Oceanía.

Desde hace 20 años, GNS Science investiga la posible existencia de este continente, lo que ha podido probar gracias hasta ahora gracias al uso de submarinos, con los que recolectaron los datos necesarios: elevación sobre la zona circundante, geología distintiva, un área bien definida y una corteza más gruesa que el suelo oceánico normal.

Los científicos creen que Zelandia se formó después de la desintegración de Gondwana (una de las partes de Pangea) desde hace 85 millones de años hasta hace unos 30 millones de años.

“A los 30 millones de años, el continente estaba en sumergimiento máximo: hay calizas por todas partes. Desde entonces, la convergencia a lo largo y cerca de la frontera de la placa del Pacífico-Australia ha levantado partes de Zelandia que formaron las islas de Nueva Zelanda”, explica Nick Mortimer, líder de la investigación.

Este descubrimiento promete ayudar a los científicos a estudiar la desintegración de la corteza continental, ya que está sumergido, pero completo. Además, presenta oportunidad de estudio de biología evolutiva, lo que podría explicar los orígenes de la flora y fauna tan características de Nueva Zelanda y Nueva Caledonia.

Somos todos los que integramos la redacción ambulante de este proyecto; personas que buscan siempre una historia qué contarte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *