Lo pop de las letras de Anaclara Muro

By  |  0 Comments

Nacida en Zamora, Michoacán, Anaclara Muro llegó a Querétaro a los 8 años, cuando sus papás decidieron emigrar por cuestiones de trabajo.

Ella encontró su propósito de vida en el mundo de las letras; cuando empezó a escribir, su intención era hacer un guión para cine, y aunque no ha llegado su oportunidad, hoy se dedica a la poesía y la narrativa, tiene en desarrollo una novela y ha publicado dos libros, “No ser la Power Ranger rosa” y “Princesas para armar”.

“Siempre me interesó mucho la poesía, pero creía que era muy mala, pero tomé un taller con Martha Favila, una poeta de aquí, y me gustó mucho, porque siento que ella ayuda a identificar dónde están los poemas”.

Estudió en la UNAM la Licenciatura en Letras y Literatura Hispánica, tiempo que dedicó a la lectura.

“Siento que de pronto, leer tantas cosas que son muy buenas, te sobre pasan, como que todo lo que haces es una muy mala imitación de lo que estás leyendo”.

Al terminar sus estudios comenzó a escribir, pero lo hizo de una manera más libre, cuando se pudo dar la oportunidad de leer a autores contemporáneos, lo que no hizo en la universidad; así fue como conoció otra perspectiva de la literatura, una que no se enfoca en las reglas de la teoría.

Tras vivir un tiempo en la Ciudad de México decidió regresar a Querétaro, donde encontró amigos con metas en común, y con quienes ha podido desarrollar diferentes proyectos, como el Slam Poético y la Lucha de Escritores Anónimos, junto a los integrantes de Horizontal. Taller de Escritura.

“Es una idea superinteresante, porque es un taller en el que no hay un tallerista, sino que todos aportamos lo que sabemos, y como tenemos formaciones distintas se hace una dinámica muy interesante, y aprendemos mucho uno de los otros”.

DEL SLAM AL PAPEL

Anaclara explica que en 2015 comenzaron con el slam poético, una forma de poesía que es declamada ante un público, proyecto al que le agradece mucho, pues uno de sus libros nació de la recopilación de los textos que ella presentó.

“Me dio una forma distinta de escribir y me ayudó mucho a soltarme de otras formas”.

Su libro “No ser la Power Ranger rosa” forma parte de la colección “La culpa la tiene el Bajío”, de la Editorial Montea, en el que presenta poemas largos en un formato tipo monólogo, con repeticiones y un texto más libre, en los que trata temas de género y feminismo.

“Habla de la formación de las mujeres de mi generación, en la que tuvo mucho que ver los Power Rangers, y pensar que pues solo teníamos dos opciones, o eres la rosa o eres la amarilla, porque los demás son hombres. Entonces todas quieren ser la rosa, y ¿por qué todos quieren ser la rosa?, o sea, es estar pensando en esos detalles que nos formaron”.

Foto: Alonso San Juan/Revista Qualia

LA CULPA LA TIENE DISNEY

Junto a la editorial El Humo, administrada por la poeta argentina Romina Cazón, Anaclara publicó “Princesas para Armar”, que forma parte de la colección “Maquillaje O”, que también incluye “Eutanasia de la fe” de Andrea De León, “Materia nómada” de Diana Durán, “Lisztheria Colectiva” de Elizabeth Acosta Haro y “Manejo responsable de sustancias” de Janis Jacobo.

Sobre su libro, Anaclara confiesa que le tiene mucho cariño, sobre todo porque son textos que trabajó en taller con Luis Alberto Arellano, quien falleció hace poco.

“Tiene más unidad, los textos no son para ser leídos en voz alta, son como un rompecabezas, cuentan una historia de tres mujeres que tienen los mismos problemas y es todo este tema de cómo las princesas influyeron en nuestra formación y cómo se van desarrollando.

“Las princesas de Disney nos crearon ciertos parámetros de lo que está bien y lo que debemos querer y no debemos querer, nuestras aspiraciones, de todo, profesionales, de relación”.

EL PERIÓDICO DE LAS SEÑORAS

Junto a Monserrat Acuña, Anaclara creó hace unos meses un blog en formato de revista llamado “El Periódico de las Señoras”, como parodia al que existía en el siglo XIX, en el que escriben únicamente mujeres.

“Lo empezamos a partir de pláticas que teníamos de estas necesidades de género, porque veíamos que el mundo editorial todavía tiene una brecha muy grande y se publican más hombres, y ven más a hombres, y es más difícil que las mujeres muestren su trabajo y que las inviten”.

En este blog se publican artículos, textos creativos, testimonios y traducciones, todos creados por talentosas mujeres. En un inició comenzaron con las escritoras queretanas y después empezaron a invitar a las que estaban en otros estados.

Screenshot El Periódico de las Señoras

 RUMBO AL HAY FESTIVAL

La Lucha de Escritores Anónimos (LEA), proyecto de Horizontal. Taller de Escritura, ha llevado a sus participantes, entre ellos Anaclara y Fernando Goitia, a diferentes festivales y ferias de libro, y este año los regresa al Hay Festival.

“Es un proyecto de improvisación en el que los escritores se enfrentan en una lucha, y escriben una historia juntos, a partir de un tema que sale del público, y todo es improvisado y es juego, y a veces sale bien, y a veces sale mal, pero siempre es muy divertido”.

Con este espectáculo, como lo describe ella, han sido contratados para acercar al público a la lectura y la escritura, ya que es algo muy entretenido y que llama con facilidad la atención, tanto de chicos como de grandes.

“Una vez nos invitaron a la Feria Infantil. Los niños estaban muy interesados, yo creí que no iban a poner atención, pero sí pusieron, y salieron temas muy padres, como tortugas zombies y extraterrestres, y cosas así; diferentes a las que normalmente salen”.

Foto: equipo qualia

 MUJERES EN LAS LETRAS

“Creo que está bien admitir que tenemos una desventaja. Para empezar, una desventaja de seguridad que observo en prácticamente todos los casos, como que nos cuesta mucho más trabajo mostrar lo que hacemos y tener la seguridad de que es algo valioso y que vale la pena ser leído”.

Explica que todavía se topa con eventos o colecciones en los que no invitar a mujeres a participar, son exclusivas para hombres, por lo que ve las desigualdades en una cultura a la que aún considera machista.

Por lo que busca intentar cambiarlo al cuestionar a los organizadores, quienes, dice, van cambiando poco a poco y le ponen más atención al trabajo de las escritoras.

SER ESCRITOR JOVEN

Para Anaclara, escribir conlleva una gran responsabilidad, pues podría desestabilizar muchas cosas, ser incómodo desde una perspectiva política o literaria y provocar cambios para mejorar, por lo que considera que todos los creadores deben ponerse retos y vencerlos, por lo que siempre es importante preguntarse para qué se escribe y qué problemas resuelve.

“Siento que sí hay un problema cuando los escritores se sienten muy cómodos en lo que están escribiendo, y como que agradan a todo el mundo, porque así nada avanza, se quedan en un lugar común, que es muy fácil, que suena bonito, que agrada a todo el mundo, pero no cambia nada de la realidad, no cambia nada del lenguaje, no cambia nada de la literatura”.

 CULTURA EN QUERÉTARO

“Es muy interesante que en Querétaro haya tanta creación, pero siento que hay una desvalorización de ese trabajo”.

De acuerdo con Anaclara, actualmente la falta de apoyo y la aparente falta de interés de la administración en la cultura, es lo que detiene los procesos creativos, pues se invierte dinero en otras cosas y no en la formación cultural del estado.

“Me ha pasado que veo cómo gastan el dinero que dicen que no tiene para pagar las cosas culturales en otras cosas que son una tontería, o a otras personas que tienen que organizar los eventos, pero para la cultura en sí no hay presupuesto”.

La falta de formación, conocimiento e intereses es lo que, considera Anaclara, acaba con la cultura en nuestra ciudad, pues quienes se encargan de la organización no toman en cuenta los elementos necesarios para darles oportunidad a toda la comunidad artística.

“Si hubiera más comunicación y colaboración, podríamos hacer cosas más interesantes y pensar en una protección de esas prácticas”.


Adoptada por Querétaro desde los 3 años. Amante del cine, los libros, la música, el teatro, la tecnología, la comida, los supehéroes y mucho más. Curiosa por naturaleza y visualmente débil con tristeza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *