Del big bang a Querétaro

By  |  0 Comments

Cuando uno mira hacia el cielo y se pregunta cómo llegamos hasta aquí y cuál es nuestra posición en el universo, pero al saber que la explicación incluye matemáticas y física tal vez desistirías de esa búsqueda de conocimiento; por eso, Cristophe Galdfard se impuso el objetivo de acercar el espacio a un plano más terrenal.

De esa misión personal resultó el libro “El universo en tu mano, una guía visual hacia el Big Bang”, una obra de 400 páginas en las que plasma con un lenguaje más asequible la historia del todo desde el Big Bang hasta los misteriosos agujeros negros, con el cual obtuvo el premio al mejor libro científico del 2015.

Pero, ¿quién es Cristophe? Pues es Doctor en Física por la Universidad de Cambridge, pero tal vez la principal carta de presentación es que fue alumno cercano de Stephen Hawking, con quien investigaba todo lo relacionado con los agujeros negros.

Desde hace 7 años se ha dedicado a la divulgación del conocimiento científico, pero El universo en tu mano es el primer libro que ha hecho para adultos, ya que anteriormente realizaba obras solo para niños; pero. Esa transición no fue difícil:
“Los adultos saben menos que los niños. El problema con los adultos es que creen que ellos (los niños) no comprenden porque no saben de términos, pero lo que hago es hacer que se sientan más confiados de l que están entendiendo, y eso es lo más difícil. Cuando eres niño, sabes que no sabes, pero cuando eres adulto, crees que deberías saber “.
En este sentido, afirma que no hay preguntas tontas, que todas son válidas y esas es la confianza que busca dar.
 
Alonso San Juan/Revista Qualia

Alonso San Juan: ¿Con la confirmación de la existencia de las ondas gravitacionales, como impacta en el estudio del universo?
Cristophe Galdfard: Las ondas gravitacionales, no mucho, porque sabíamos que existían, teníamos esa expectativa desde 1980, teníamos pruebas indirectas y ya desde una década antes había un Premio Nobel por eso, pero era eso, era indirecto. La locura de ahora es que ya hay una detección directa; es un instrumento nuevo. Para mí, el equivalente es como cuando Galileo inventó el Telescopio, y si imaginas lo que descubrimos con ese invento… Es bastante loco. Con este, vamos empezando. En un año de usarlo, vimos por primera vez dos agujeros negros colisionar, no sabíamos que eso era posible. Esto fue con el primer detector, pero ahora hay unos más grandes en construcción y esperamos ver cada vez más y más. Y hay algo mucho más loco: desde el principio solo habíamos tenido una herramienta para mirar el Cosmos, la luz. Esto no es luz. Viaja a la velocidad de la luz, pero no tiene sombra, atraviesa todo excepto agujeros negros.
Alonso San Juan: ¿Y los exoplanetas?
Cristophe Galdfard: Un exoplaneta es un planeta que gira alrededor de otro sol. La primera vez que vimos algo así fue en 1985; se pensaba que algo así podía existir y mucha gente murió por pensarlo, como Girodano Bruno que fue quemado, pero ahora sabemos que tenían razón. Ahora sabemos de 3 mil 400 y solo hemos mirado a un rinconcito. Ahora sabemos que hay muchos más planetas de los que pensábamos; creemos que hay tres plantas por estrella, lo que daría mil millones de planetas en nuestra galaxia.

Queretano de primera generación que siempre tendrá en su recuerdo la -en paz descanse- ruta 11. Comunicador de 26 años con gustos por la música, el cine, la literatura y... pues todo, básicamente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *