El siempre tacvbo

By  |  0 Comments

La música y la literatura van de la mano, en especial cuando una canción busca llegar a las personas a un nivel más profundo y no solo por encima; cuando el propósito no solo es entretener, sino lograr que el receptor analice, cuestione y resuelva.

Sobre su proceso creativo habló Joselo Rangel, escritor y guitarrista de Café Tacvba, en la Sala Multiusos del Museo de la Ciudad, donde sostuvo una conversación con Rulo, con quien en una charla anterior, y acompañado por Carmen Pardo y Hanif Kureishi, habló del impacto del álbum “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, de The Beatles, a 50 años de su lanzamiento.

“Las canciones vienen más de sentimiento, cuando estoy enojado o estoy triste o estoy enamorado o desenamorado, es cuando agarro la guitarra y saco algo, en lugar de golpear algo. (…) y un cuento viene más de fantasía, de algo que se me ocurre, de una situación o unas personas, y me empiezo a imaginar qué puede haber ahí”.

Joselo explicó también que sí hay canciones que tienen una narrativa más literaria, que cuentan una historia y, como el caso de “Zopilotes”, nacieron como cuento, se convirtieron en canción, regresaron a cuento y al final se vuelven canción.

· INTERÉS EN LA LITERATURA ·

Comprendiendo que no a toda la gente le gusta la literatura, o la misma, Joselo contó cómo empezó su interés.

“A mí siempre me interesaba qué era lo que mis ídolos estaban leyendo, o cuando en una entrevista hablaban sobre un libro. Por ejemplo, quise leer ‘Lolita’, de Nabokov, porque vi una foto de Robert Smith con el libro, y yo no tenía ni idea de quién era Nabokov”. 

Ciencia ficción fue lo primero que empezó a leer Joselo a los 10 años, con el tiempo y la llegada del rock, sus géneros cambiaron, pero la música jugaba un papel importante en la selección de los libros.

LEX CARRASCO / EQUIPO QUALIA

· MÚSICO VS ESCRITOR ·

Como miembro de Café Tacvba y escritor, se ha encontrado con “dos mundos muy separados”, hay gente que busca su libro porque es fan de la banda, otros lo conocen a través de su libro, e incluso hay quienes, curiosamente, le dicen que leyeron su libro para odiarlo más y terminaron gustándole.

Sin embargo, ha encontrado similitudes en ambos, como cuando se ordenan las canciones en un álbum o los cuentos en su libro, “One hit wonder”, y aunque Joselo admite que suele ceder en muchas cosas en cuanto a su obra, como cambio de palabras o la organización.

· ¿UNA VIDA SIN CAFÉ TACVBA? ·

Para sorpresa de muchos, Joselo admitió que hubo un tiempo en el que se preguntó si qué haría si dejara la banda, y pensó en tener un restaurante de pizzas, pero sabía que la gente las llamaría las “Pizzas del tacvbo”, aunque ya no estuviera la banda. Fue ahí cuando se dio cuenta de que no podría ser nada más que dedicarse a Café Tacvba, con quienes inició cuando tenía 20 años y en dos años cumplirán juntos 30.

“He sido tacvbo la mayor parte de mi vida”, señaló.

Adoptada por Querétaro desde los 3 años. Amante del cine, los libros, la música, el teatro, la tecnología, la comida, los supehéroes y mucho más. Curiosa por naturaleza y visualmente débil con tristeza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *