Prisión fortalece al activista: Nadya Tolokno

By  |  0 Comments

Este sábado, el Teatro de la Ciudad recibió en su escenario a Nadya Tolokno y Misha Glenny, quienes hablaron acerca del activismo que la artista rusa ha realizado a su corta edad y las persecuciones y limitaciones que su país tiene.

Al hacer un breve resumen de la vida de la integrante de Pussy Riot, Misha resaltó que Nadya entró a la Universidad de Moscú a los 16 años, donde estudió filosofía, conoció a su esposo y a los 18 años tuvo a su hija.

· ACTIVISMO A CORTA EDAD ·

Nadya se unió en Moscú a un colectivo artístico, cuyo nombre en inglés significa “guerra”, lo que explicó como una necesitad desde que tenía 14 años, de unirse a un colectivo artístico porque eran ellos los que podían ser escuchados.

“La poesía se convirtió en mi droga, y los mítines políticos en mi deporte”,

En un país en el que la libre expresión se castiga y la represión es lo más común del día, Nadya veía cómo la vida cotidiana rusa era excluida de las noticias, los reporteros eran asesinados o golpeados, “te encuentras en la cárcel si eras editor en jefe o algo parecido”; al ver y comprender el problema, Nadya decidió ser parte de la solución y junto con su colectivo de punk-rock feminista, Pussy Riot, comenzó a manifestarse.

Junto con sus compañeras de Pussy Riot, en 2012 Nadya entró a la Catedral de Cristo el Salvador, en Moscú, donde después de hacer la señal de la cruz, interpretaron su canción “Theotokos” (“Madre de Dios”); por esto, fue arrestada y sentenciada a prisión por dos años, salió en 2013 debido a una ley de amnistía, solo dos meses antes de que se cumpliera la sentencia.

“Para el gobierno ruso era crucial decir que Pussy Riot estaba en contra de la Iglesia; en realidad estábamos en contra de Putin y de él por usar el lugar y la iglesia ortodoxa. Fuimos a la iglesia porque Rusia la usa como una institución, pero es bastante corrupta y tiene lazos muy fuertes con el gobierno ruso”.

 La razón de su protesta radicaba en el uso que le daban a la iglesia y cómo la aprovechaban, señaló que incluso en los años 90, cuando todo era inestable, incluida la economía, encontraba el gobierno la manera de ganar dinero vendiendo vodka y cigarros a través de la Iglesia, que no tenía que pagar impuestos.

“Cuando lo hicimos no esperábamos terminar en la cárcel, pero al mismo tiempo, cuando eres activista en Rusia siempre tienes que tener presente que es posible que termines en la cárcel”.

Misha destacó que es importante entender que no solo es terminar en la cárcel, como en el caso de Nadya, sino que un activista también se enfrenta a la posibilidad de ser herido o asesinado por ir en contra del Gobierno de Putin.

LEX CARRASCO / EQUIPO QUALIA

· PASO POR LA CÁRCEL ·

Misha habló sobre el paso de Nadya por la prisión de Mordovia, una de las peores de Rusia, en la que las jornadas laborales eran pesadas, pues debía cumplir hasta 17 horas trabajando en los campos laborales.

“Cuando estaba en detención para menores escuché de la prisión de Mordovia, y la gente decía ‘Si vas a Mordovia es mejor que te mates, porque es muy pesada’, y yo siempre decía que no les creía, porque creo en la naturaleza humana y que si eres amable y bueno con la gente, esta va a ser igual contigo, es una cosa básica; pero no fue cierto”.

Curiosamente, durante su paso por la cárcel, Nadya leía mucho la Biblia, el único libro que le dieron porque se le acusaba de faltarle al respeto a la religión, algo que a ella le gustó y puede decir que la entiende, a diferencia de mucha gente, “como Donald Trump, que nunca ha abierto una biblia”.

Durante su encarcelamiento estuvo junto con una radical nacionalista, quien estaba ahí por haber matado a dos de sus amigos, a quien se le acercó a hablar después de leer el Nuevo Testamento, y había aprendido a “poner la otra mejilla”.

LEX CARRASCO / EQUIPO QUALIA

· DE VUELTA AL ACTIVISMO ·

Tras su salida de prisión, meses antes de las Olimpiadas de Sochi en 2014, Nadya se incorporó nuevamente al colectivo, tras lo que describió de una lección aprendida que le ayudó a ser más fuerte.

“Es una lección que debería de aprender el gobierno, no debes meter a la cárcel a activistas políticos porque van a terminar más fuertes y poderosos”.

Tras agradecer a la audiencia el apoyo que recibió durante su estancia en la cárcel, Nadya explicó que comprendieron que tenían una voz que representaba a todos los que estaban detrás de ellas, por lo que sintieron la necesidad de ampliarla e iniciaron una organización para apoyar a los presos, como ayudarlos con quejas y cuestiones de derechos humanos.

 · TRUMP Y PUTIN ·

Pussy Riot lanzó el video de su canción “Make America Great Again” antes de que Donald Trump ganara la Presidencia de Estados Unidos, en el criticaban al aún candidato, sus propuestas y comentarios.

“Lo que pasaba en Estados Unidos tiene influencia en lo que pasa en Rusia. Ese presidente en Estados Unidos obviamente hace que para Putin sea más fácil justificar sus propios movimientos, como poner actores políticos en la cárcel, hacer las condiciones en prisión más duras. Y no es que sea fan de Obama, pero él al menos salvo buenas cosas, como mejorar las condiciones de prisión, que eran horribles. Y es claro que Trump solo lo va a hacer peor”.

La cantante señaló que han observado que cada vez que su presidente toma decisiones malas, se justifica diciendo que lo hace como en Estados Unidos y “no entiendo dónde está la conexión, ¿por qué necesitas tomar lo peor de dos países?”.

· ARTE, POLÍTICA Y PERIODISMO ·

Misha cuestionó qué tanto se considera una activista y qué tanto una artista, lo que Nadya señaó que utiliza ambas para alzar su voz y que la lleven al mismo fin, libertad.

“Todo viene de mi amor a la libertar, y el arte trae libertad y la política da libertad”.

Media Zone es una sitio de noticias del que Nadya es cofundadora, el cual inició tras ver cómo los periodistas independientes eran perseguidos por cubrir los hechos que el gobierno quería ocultar.

“Entendimos que era nuestro deber tratar de hacer un medio independiente y comunicar. Empezamos cubriendo hechos que pasaban en las prisiones y campos de trabajo, porque entendíamos que cuando nos fuimos de esos lugares, pero eso no significaba que todo estuviera bien”.

Con su crecimiento empezaron a cubrir las protestas, casos de maestros a los que no les pagaban, escuelas que no tenían luz por semanas, hospitales que no tenían medicamento y  prisioneros con VIH que no tenían medicina; casos que demostraban que Putin no es capaz de regir el gobierno.

Ahora Media Zone cuenta con varios periodistas trabajando y una oficina, pero para lograr mantenerse, Nadya debe viajar por el mundo dando pláticas, con lo que consigue fondos para su organización.

LEX CARRASCO / EQUIPO QUALIA

Adoptada por Querétaro desde los 3 años. Amante del cine, los libros, la música, el teatro, la tecnología, la comida, los supehéroes y mucho más. Curiosa por naturaleza y visualmente débil con tristeza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *