Revista Qualia

La tierra está al límite: Julia Carabias

Un lamento de preocupación generalizado causó la charla de Julia Carabias acerca del cambio climático, ya que la bióloga mexicana dejó en claro de una forma muy visual cómo ha cambiado el planeta para mal en materia ambiental, durante las últimas décadas.

En conversación con Juan Paullier, en el Museo de la Ciudad, en el marco del Hay festival 2017, la científica remarcó el contexto bajó el cual se está dando este fenómeno meramente humano que es la depredación de los recursos naturales y la contaminación que ha derivado en un cambio del clima de la Tierra; y es que, explicó hay grandes factores que producen esto: Revolución tecnológica, crecimiento poblacional, desorden territorial, incremento de desigualdades y la dispersión poblacional.

Carabias recordó que, en lo que puede llamarse era antropogénica, los recursos renovables están acabándose y que la humanidad no da el tiempo necesario para su restauración, y que incluso genera condiciones para que no puedan renovarse; debido a esto, dio a conocer que los límites planetarios están al borde, específicamente en las ramas de biodiversidad, cambio climático y la disponibilidad del agua dulce.

Ante esto, la bióloga expuso que si el cambio climático llega a provocar un ascenso de 2 grados Celsius a nivel global, las condiciones se harían más extremas; por ejemplo, en los últimos 40 años, los fenómenos hidrometeorólogicos registrados en las parte del Golfo de México y el Atlántico han incrementado de 2 a 27 por año… basta con darse cuenta de lo sucedido actualmente para con los huracanes José, Katia e Irma  para entender dicha aseveración.

Un dato que causó mayor alarma entre los asistentes, fue que la actividad humana ha acelerado la extinción de las especies entre 100 y mil veces más rápido; bajo esta premisa, afirma que somos la única especie que depreda no por una cuestión de evolución, sino de valores.

Para contrarrestar esto, Julia Carabias destaca, dentro de la creación de políticas públicas, el fomento del ecoturismo, para preservar la mayor cantidad de áreas verdes y fauna. Comenta el caso de la Selva Lacandona, en la cuenca del Usumacinta, donde han detenido la depredación forestal, en la parte de México, sin embargo, en Guatemala ya es casi inexistente. Esta región del país, como aporte estadístico, representa el 0.16 por ciento del territorio nacional, pero contiene el 20 por ciento de la biodiversidad del país.

El ecoturismo podría ser la solución para generar trabajos con responsabilidad ambiental, y así abatir uno de los factores que genera el problema ambiental: la pobreza.

Alonso San Juan

Comentar

Qualia

Nuestro propósito es que la cultura esté en la agenda diaria de los queretanos, entendiendo que está presente en la vida cotidiana; que va desde la orquestación de un taco en la esquina de cualquier calle, hasta en la sabrosura de una sinfonía servida en el Teatro de la República.

Te invitamos a leer nuestra carta editorial completa, da clic aquí