Revista Qualia

Burnout Records, al rescate del vinilo

Son las 12:00 del día, uno muy soleado para Querétaro; después de pasear un poco por el Centro, recorrer sus calles, museos y jardines, te encuentras la belleza cultural de la ciudad, y no solo en los lugares históricos que nos dieron libertad y marcaron nuestras vidas por siempre; no. Te encuentras también con pequeños tesoros en las calles que tratan de modernizar, pero siempre de conservar.

Puedes encontrar pequeñas librerías, como Pessoa, en Hidalgo, pero ¿y si en lugar de disfrutar de un buen libro, lo que buscas es música? Sencillo, solo tienes que llegar a Allende #21 Norte. Ahí, escondida en una vieja casona, está Burnout Records.

Cuando entres, vas a conocer a Omar Llamas, un joven apasionado por la música y quien te va a ayudar a disfrutarla de verdad. Porque, sí, la música cada vez está más cerca de nosotros, pero… ¿cuántos en verdad la vivimos?.

Como los libros, los formatos de la música cambiaron. Quizá  muchos recordamos cuando nuestros abuelos o papás reproducían música desde una tornamesa con un disco de vinilo; después estuvieron los cassettes, esos que podíamos arreglar con una pluma si la cinta se salía; llegaron pronto los discos y con ellos, los discman, y esa sensación de chico cool por tener uno; y después, ¡bam! la revolución tecnológica. Los MP3 nos cambiaron la idea que teníamos del almacenamiento de música, y cuando el internet fue más accesible y llegó el streaming, todo lo demás quedó en la historia.

Pero, ¿y si nos regresamos a los acetatos? Porque el cambio del dispositivo y del medio desde el que escuchamos música no solo se volvió más simple y accesible, también dejó atrás los detalles que te hacen sentir las vibraciones de la música en el cuerpo, en tu mente, esas que hacen que la música sea arte.

Burnout Records

Hace ocho meses, Omar Llamas, un ingeniero en Audio y Producción, consagró  el proyecto, al que nombró Burnout Records, el cual surgió con la  idea de compartirle el gusto por la música en vinilo a sus amigos. Explicó que «es un despertar de no solo escuchar la música, sino de coleccionarla».

Cuando se dio cuenta de que sus conocidos querían más discos, decidió tomarse en serio la idea de acercar el formato a más gente. Con su pasión y conocimiento en Comercio Internacional, ya solo le faltaba el local.

“Empecé a buscar un pequeño local en el Centro de la ciudad aquí en Querétaro, porque creo que se fusiona mucho el ambiente, como cultural y bohemio del Centro, con lo que queremos hacer en la tienda”.

El 30 de noviembre Burnout Records abrió sus puertas con un catálogo aproximado de 50 mil vinilos.

“50 mil títulos en música en vinil, y aquí en la tienda tenemos aproximadamente 950. Una colección, una curaduría de 950; principalmente, ahorita como estamos iniciando principalmente es rock and roll y sus principales géneros; jazz, blues, funk y algo de electrónica”.

Foto: Marco Rodríguez
Foto: Marco Rodríguez

Colección

En la tienda podrás encontrar varios títulos, bandas y artistas, y si no están en la tienda, puedes buscarlos en su catálogo digital, a través de su página web, o pedirlos.

Encontrarás rock, jazz, blues, funk, electrónica, clásicos y música mexicana. Y es que no hay que negar la cruz de nuestra parroquia, porque sí, es posible que cuando pensemos en comprar un acetato, nuestra generación no piense en música ranchera o boleros, pero cómo decirle que no a uno de Juan Gabriel o de Pedro Infante, o de Luis Miguel.

La tienda ofrece opciones para coleccionistas, cuentan con ediciones originales de los años 70 y 80 de Traveling Wilburys, formada por Bob Dylan, George Harrison, Jeff Lynne, Roy Orbison y Tom Petty; estos vinilos usados cuestan mil 500.

Si lo que buscas es algo nuevo, puedes encontrar los box set de Led Zeppelin; son cajas con hasta seis discos, que incluyen CD’s, paquetes para descargar la música de sus servidores y arte plástico (tienen un precio de entre 2 mil y 3 mil pesos).

Sin embargo, Omar quiere apostarle a lo local. Con tantos contactos de artistas queretanos, el siguiente paso lógico de Burnout Records es tener su propia producción.

“Ahorita nosotros estamos en el proceso de imprimir música de algunas bandas y artistas locales, en vinil, por primera vez en Querétaro”.

El proyecto está en desarrollo, aún se analizan costos, las bandas que participarán y el proceso de distribución, pero lo que Omar tiene seguro es que tendrán su propio sello.

La tienda no es exclusiva para melómanos, aunque sí sirve que busquen coleccionar música y disfruten de los pequeños detalles extra que da el vinilo.

“No por alguna tendencia de moda ni mucho menos, que tal vez lo pueda llegar a ser, pero la gente que viene a comprar aquí es la gente que compra, lo llega a poner a su casa y lo escucha, y lo escucha, lo vuelve a guardar y lo vuelve a escuchar… o sea, gasta su dinero porque sí hay una necesidad de tenerlo, no nada más de disfrutarlo y no nada más de colgarlo en una pared o ni siquiera tener tornamesa”.

Foto: Marco Rodríguez
Foto: Marco Rodríguez

Burnout Sessions

Ya con la tienda instalada, Omar se dio cuenta del potencial que tenía, y no solo para vender discos y compartir música, sino para acercar más expresiones artísticas a la casa céntrica.

Aprovechando el patio y los diferentes cuartos que tiene, pensaron en ser más que una tienda de vinilos y convertirse en un generador cultural.

“Todos nuestros amigos escritores, pintores, músicos empezaron a venir aquí, a disfrutar de la tienda, y empezamos a pensar en una plataforma cultural. Darle un escaloncito arriba a lo que no es nada más la venta de música o el negocio del intercambio de discos; sino que empezamos a generar un proyecto que se llama las Burnout Sessions».

Esta idea les permite presentar su música en vivo en un formato acústico y más íntimo. Con ellas le han abierto sus puertas a bandas queretanas, como Filulas Juz, Solovino, Ferguson Inc. Estas son grabadas tanto en audio como en video, y se suben a redes sociales.

“Es una manera de impulsar la tienda, impulsar el espacio, y obviamente es un gran contenido para las bandas o los artistas de tener este material en alta calidad”.

Foto: Marco Rodríguez
Foto: Marco Rodríguez

Otros espacios

En la casa se le encontró un espacio a Submarino, dirigido por Joselo Montes, con el que se le da un espacio a los escritores locales.

“Es una mezcla entre editorial, librería, biblioteca, en donde puedes tomar un libro, leerlo en ese espacio, puedes comprar libros de diferentes editoriales, como Anagrama, Sexto Piso”

Además, Rafael Ontiveros tiene su galería en la misma casa, llamada Diego Rose, con la que también le da apoyo a los queretanos.

“Es un gran pintor queretano, nacido aquí en el centro de la ciudad, el cual también ya tiene su badaje y una bienal en China. Estuvo ya en algunas expos en Europa, mucho en Querétaro”.

Foto: Marco Rodríguez
Foto: Marco Rodríguez

Vinil vs plataformas

La revolución musical sí afecto la forma en que escuchamos música y el alcance que esta tiene ahora, pero no la manera en la que la apreciamos.

Omar cree que ahora podemos escuchar música, pero solo por hacerlo, quizá en el carro, como fondo o en alguna fiesta, pero no pasa de un momento.

Lo que en Burnout Records se cree es que las bandas y artistas se dieron cuenta de que su mensaje no solo consiste en la música, sino en el mensaje que enviaban a través del vinil.

“Era un mensaje al público, porque tienes una gran capacidad de mostrar arte, mandar un buen mensaje con sus lyrics; y aparte del momento en que tú reproduces el vinil en un equipo decente, con unas buenas bocinas, con un buen subwoffer, sí se escucha una calidez, una nitidez, una fidelidad distinta”.

Foto: Marco Rodríguez
Foto: Marco Rodríguez

Si lo que a ti te gusta es la música, y la disfrutas de una manera especial o quieres llegar a esa sensación, no te pierdas la oportunidad de conocer Burnout Records. Puedes encontrar a tu banda, artista o disco favorito.

En video

 


¿Te gustó esta historia? Ayúdanos a seguir. Puedes donar desde PayPal en el cuadro que está a un lado. Si decides apoyarnos, contribuirás a que existan #HistoriasLibres que solo esperan a que alguien decida soltarlas.

Lex Carrasco

Comentar