Revista Qualia

Festival de 10: Bellas Artes de la UAQ desbordará jazz

Del 24 al 27 de octubre se llevará a cabo la 4° edición del Festival de Jazz de la Facultad de Bellas Artes (FBA) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), sin embargo, este año es especial, ya que el evento logró obtener recursos de la Convocatoria para el Otorgamiento de Subsidios en Coinversión a Festivales Culturales y Artísticos (Profest) para su realización.

Y es de resaltar, pues la UAQ fue la única, de 36  instituciones participantes, que logró obtener recursos de este programa, los cuales ascienden a 110 mil pesos, de acuerdo a lo informado por Salvador Guzmán Molina, secretario Administrativo de la FBA, lo que significa que la Universidad no tendrá que gastar recursos propios como lo hizo en años pasados para llevar a cabo el festival.

La gestión del apoyo estuvo a cargo de un comité integrado por José Antonio MacGregor Campuzano, coordinador del área de Difusión Cultural de la FBA, así como por Alonso Herrera y Salvador Guzmán. Es la primera vez que el alma mater gana en una convocatoria de estas.

El 4° Festival de Jazz contempla por las mañana el desarrollo de clínicas impartidas en las instalaciones de la FBA por los artistas que por las tarde participarán en los conciertos que se llevarán a cabo en el Teatro Esperanza Cabrera, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad.

Las clínicas iniciarán a las 11:00 horas, pero previo a ello los interesados deberán registrarse y el cupo estará limitado a las personas que quepan en el espacio en el que será impartido el curso. La recepción de los conciertos es a las 18:00 horas y en cada uno habrá una banda de apertura y un grupo estelar. Todas las actividades del festival son gratuitas.

Para conocer más detalles del programa descarga las siguientes imágenes:

revistaq

Comentar

Qualia

Nuestro propósito es que la cultura esté en la agenda diaria de los queretanos, entendiendo que está presente en la vida cotidiana; que va desde la orquestación de un taco en la esquina de cualquier calle, hasta en la sabrosura de una sinfonía servida en el Teatro de la República.

Te invitamos a leer nuestra carta editorial completa, da clic aquí