Revista Qualia

El mundo imaginado desde Querétaro

Foto: Alejandro Vera/Revista Qualia

El primer día de la cuarta edición del Hay Festival estuvo marcado por la ciencia, el hip hop y una carga de literatura que inundaron el centro histórico de la ciudad.

Desde la historia de U-God y su beat al puro estilo del Wu-Tang Clan, pasando por una inmersión a los agujeros negros con Roberto Emparan, hasta llegar a un debate sobre la lengua y su salud con Laura García y Frédéric Dumond; así transcurrió el primer día de actividades del Festival creativo más importante en la región.

Con un corte simbólico se marcó la apertura de cuatro días de una fiesta de ideas, arte y cultura. Más de 138 invitados y más de 60 actividades en un fin de semana que podrá ser disfrutado por personas que viven en Querétaro, visitantes y turistas. 

Foto: Hay Festival

En el corte de listón participaron Peter Florence, fundador y Director del Hay Festival; Cristina Fuentes La Roche, Directora del Hay Festival para América Latina; Adolfo Arditti, Director Ejecutivo de Clientes y Marca SURA; Andrea Avendaño Macedo, Secretaria de Cultura del Municipio de Querétaro; Antonio Turok, fotógrafo y autor de la exposición “La fiesta y la rebelión”, la cual fue el marco del acto inaugural; y autoridades municipales.

“La fiesta y la rebelión” es una exposición del autor Antonio Turok (Ciudad de México, 1955). Turok es uno de los fotógrafos documentalistas contemporáneos más reconocidos. Fue el primer fotógrafo en documentar el alzamiento zapatista. Fotografió el movimiento APPO en Oaxaca. También ha tomado fotos de mexicanos en los Estados Unidos y de la crisis industrial del Medio Oriente estadounidense. Recientemente ha documentado las protestas en el día de investidura de Donald Trump. En el 2018 recibió la Medalla al Mérito Fotográfico de la INAH Photo Library.

Foto: Hay Festival

revistaq

Comentar

Qualia

Nuestro propósito es que la cultura esté en la agenda diaria de los queretanos, entendiendo que está presente en la vida cotidiana; que va desde la orquestación de un taco en la esquina de cualquier calle, hasta en la sabrosura de una sinfonía servida en el Teatro de la República.

Te invitamos a leer nuestra carta editorial completa, da clic aquí