Revista Qualia

Gabriela Jauregui y las diferentes caras del feminismo

Foto: Lex Carrasco

Ser mujer en México puede ser algo peligroso en nuestros días, pero no es que sea algo nuevo, si no que ahora se tiene conciencia de lo que ocurre.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, cada dos horas y media una mujer es víctima de la violencia machista; a julio de 2019 se tienen registrados como feminicidios 540 casos y hay mil 610 casos en los que las mujeres fueron víctimas de homicidios dolosos.

Estos datos han hecho que en el país y en los estados haya protestas con las que se exige justicia y seguridad para las mujeres, pues esta violencia de género crece cada día, y como se ha escuchado en las protestas, el problema es que “nos están matando”.

La violencia de género se da de muchas maneras, no solo es física. Este fenómeno ha provocado que las mujeres se organicen y se expresen; ha dado a luz a diferentes movimientos, iniciativas y colectivos, y como muestra de ello está el libro “Tsunami”, dirigido por Gabriela Jauregui en el que participan 12 mujeres con textos de lo que para cada una de ellas significa ser mujer en este país.

Jauregui invitó a un grupo diverso de mujeres, todas ellas dedicadas a escribir y crear contenido. Así fue como junto con Brenda Lozano, Cristina Rivera Garza, Daniela Rea, Diana J. Torres, Jimena González, Marco Glantz, Sara Uribe, Verónica Gerber Bicecci, Vivian Abenshushan, Yásnaya Elena A. Gil y Yolanda Segura se creó la antología “Tsunami”.

“Lo que busqué fue invitar a un grupo diverso de mujeres que todas trabajamos con la palabra, pero no todas somos escritoras, también hay ahí periodistas y lingüistas, poetas, narradoras y mujeres de generaciones distintas, la más joven de 18 y la mayor de casi 90, y de lugares distintos de la república”.

Foto: Alejandro Vera

Escritoras en medio de la violencia

En estos tiempos de catarsis nacional, Jauregui cree que las escritoras están preocupadas por lo que sucede y ocupadas luchando activamente, sin dejar de exigir justicia por la impunidad que ha permitido que esta violencia no solo siga sucediendo, sino que se incremente.

“Creo que por un lado yo, que soy escritora, me toca escribir acerca de eso, hacerme preguntas acerca de eso, ponerlo en palabras; y al mismo tiempo me toca salir a la calle, marchar, ir, encontrarme con otras colegas, con otras amigas, con otras mujeres, discutir el tema, pensar en soluciones posibles, pensar en exigencias necesarias. Es algo que ahorita no hay manera de no verlo”.

En el ámbito literario también existen actos de violencia de género. Jauregui explica que, aunque da tristeza admitirlo, sucede.

“El ámbito literario, a pesar de ser un ámbito supuestamente privilegiado y supuestamente de gente que ha cultivado un montón de lecturas y que ha abierto sus horizontes y sus perspectivas, sigue reproduciendo la violencia estructural machista al máximo. Es decir, abusos de poder, abusos de violencias de todos tipos e historias muy terribles de mucha violencia ocurren en el ámbito literario como ocurren en cualquier ámbito”.

Para enfrentarlo, es importante hablarlo y acompañarse en estas situaciones, aceptar que son cuestiones que no deben volver a pasar, porque se busca evitar que las mujeres sigan viviendo así.

Nombrar el problema

Para Jauregui, lo primero que hay que hacer es ver el problema para así nombrarlo. Una vez que se nombra, entonces se empieza a escribir y publicar acerca de ello. Para esto han servido las redes sociales, pues son herramientas en las que hay libertad de hablar las cosas como son, y no se deben basar en los medios que quizá lleguen a censurar o enfocarse en otras cosas y no en el problema real.

“Alegremente para eso también sirven las redes sociales como una herramienta para poder hablar de esto, si es que hay reticencia por parte de los medios o de lugares donde te publican, que te dicen ‘no, mejor vamos a hablar de otra cosa que ha sucedido’, o ‘vamos a hablar de esto, pero no vamos a hablar del meollo del asunto’, que es la violencia en contra de las mujeres”.

¿Qué es el feminismo?

“Personalmente entiendo el feminismo, como que no es uno, sino son muchos. Hay muchos feminismos distintos. La primera, a la que yo invitaría, es a que lo pensemos como algo diverso y no monolítico. El feminismo no es totalitario, sino que hay mucha diversidad entre las definiciones posibles y las luchas del feminismo”.

Durante la presentación del libro “Tsunami” en la cuarta edición del Hay Festival, Vivian Abenshushan, Yásnaya Elena A. Gil, Daniela Rea y Gabriela Jauregui hablaron de lo que es ser mujer en México, los hechos violentos a los que se enfrentan y las problemáticas de las que no se hablan.

Vivian Abenshushan explicó cómo en el medio de los escritores también hay una estructura patriarcal, en el que ella aprendió a defenderse para poder expresarse. Por su parte, Yásnaya Elena A. Gi explicó cómo es que actualmente las mujeres indígenas siguen topándose con problemas raciales y de género en cuestiones tan básicas como la reproducción; mientras que Daniela Rea habló de las distintas maneras en las que se puede vivir la maternidad.

Foto: Alejandro Vera

revistaq

Comentar