Revista Qualia

Del blog al libro, el salto de Gina

Gina Jaramillo comenzó a escribir cuentos para niños, los difundía entre sus conocidos y los publicaba en su blog; el año pasado vino a Querétaro para disfrutar el Hay Festival como espectadora. Hoy, las cosas las ve desde el otro lado: Alfaguara Infantil publicó una de sus creaciones, “El sueño de Andrés”, justo meses después de haber visitado la capital queretana en esa edición del festival.

Este ambiente no le es ajeno, pero desde otra arista, que es el de la promoción cultural; se involucra en diversos proyectos, como ediciones de libros, obras de teatro, y lo que -dice- es su fuerte: la exposiciones de arte contemporáneo.

Me gusta mucho mi momento histórico, soy partidaria de que lo que pasa es lo que hay que vivir; me fascina la historia (…) el arte contemporáneo me representa, finalmente es lo que nos pasa en el día a día

Esta página de su vida la realiza desde la autogestión, aunque sí ha trabajado desde el ámbito institucional; ella afirma que todos los modos de financiamiento tienen sus pros y sus contras, y que a final de cuentas el espectador es el que decide qué tipo de contenidos quiere.

Hoy es fácil generar un contenido, producirlo y darlo a conocer. Las redes sociales son un trampolín que sirve para posicionarte
Foto: Alonso San Juan/Revista Qualia

El sueño de Gina

“Seguir publicando y llegarle a muchos niños”, responde contundentemente.

Su primera obra se tituló “El sueño de Andrés” y a principios del siguiente publicará su siguiente libro, “El guardián de los quesos”. ¿De dónde saca los temas literarios para niños? Desde su lugar como mamá; tiene dos hijos a los que observa, escucha y con los que platica. Afirma que siempre se ve sorprendida por las historias que salen desde la niñez.

Tiene una librería en la Ciudad de México, que se llama Orion Kids; ella y sus socias buscan acercar la literatura a las primeras infancias

El que un tema le pueda llegar a un niño depende mucho de la realidad en que viva, sin embargo, una buena historia es aquella que puede resolverle algo a alguien en un momento en específico.

Como dice Alejandro Magallanes, nos volvemos rancios, con el paso del tiempo se nos va esta vibra de fantasear y soñar con los ojos abiertos, inventar historias de gente que está ahí”

Pero eso no es problema para Gina, ella no ve personas en la calle, sino potenciales personajes a los que disfruta de crearles historias.

Y es que eso de llegarle a los niños no es fácil: Aunque a veces pareciera muy sencillo, escribir para niños, pues no lo es, porque los pierdes también de volada; y si ya les dio flojera, cierran el libro y nunca lo vuelven a abrir. Sentencia.

Este es el consejo que te da para la autogestión. Dale clic
 Internet es una herramienta que afortunadamente ya no es un lujo; puede que sea costosa, puede que genere un esfuerzo acceder a mucha personas, pero se accede; entonces, aquellos que dibujan bien, que son buenos editando, que escriben de maravilla, o que confían en su don creativo, puedes iniciar por las redes sociales 

A futuro

Sobre si planea saltar hacia el terreno de la literatura para “personas mayoricitas”, responde muy segura que sí, pero no exactamente para adultos…

Me gustaría escribir para chavos, para adolescentes, infantil y juvenil sin duda es el lugar donde me quiero desarrollar; me siento muy cómoda en el sentido de compartir historias con ese público, que puede ser muy difícil, pero a la vez es el público más noble, el público más sincero, el público más sólido, a mí me genera mucha emoción los niños y los adolescentes… Los adultos, menos”

revistaq

Comentar

Qualia

Nuestro propósito es que la cultura esté en la agenda diaria de los queretanos, entendiendo que está presente en la vida cotidiana; que va desde la orquestación de un taco en la esquina de cualquier calle, hasta en la sabrosura de una sinfonía servida en el Teatro de la República.

Te invitamos a leer nuestra carta editorial completa, da clic aquí